Koshas (envolturas)

Los sabios de la antigüedad analizaron a los seres humanos como compuestos por 5 koshas o envolturas, las cuales se deben ir atravesando a medida que se avanza hacia el contacto con el alma, que descansa en el interior de cada individuo. Este alma o escencia es inmutable. Todos los sucesos de la vida solo afectan a la persona (la palabra persona viene del griego y significa “máscara”). Por lo tanto, los placeres que se puedan encontrar afuera solo afectan a esta “máscara”, y son temporales. La verdadera plenitud solo se logra al alcanzar la unión con el alma, nuestro verdadero Ser.

beneficios de meditacion-02

Estos Koshas o envolturas están relacionadas con los cinco elementos y son:

Anamayakosha: Cuerpo físico (elemento Tierra)
Pranamayakosha: Cuerpo energético o fisiológico (elemento agua)
Manomayakosha: Cuerpo mental (elemento fuego)
Vgnyanamayakosha: Cuerpo intelectual (elemento aire)
Anandamayakosha: Cuerpo espiritual (elemento éter)

Las asanas actuan directamente sobre anamayakosha, los pranayamas sobre pranamayakosha, y la meditacion sobre manomayakosha y vgnyanamayakosha. A través de estas técnicas el yoga va limpiando y purificando cada envolturas hasta alcanzar anandamayakosha, permitiendo así que nuestra escencia impregne los 5 koshas, y se manifieste a través de éstos en nuestra vida diaria.

Kleshas (aflicciones)

Las cinco aflicciones (kleshas) que perturban el equilibrio de la conciencia son:

1. Avidya: ignorancia espiritual. Es el origen de todas las demás aflicciones.
2. Asmita: ego o sentido del yo. Es confundir la persona, el ego individual, con el alma real.
3. Raga: apego al placer. Fomentar y complacer los deseos.
4. Divesa: aversión al dolor. Este surge cuando los deseos no son complacidos y aparece la frustración.
5. Abhinivesa: miedo a la muerte. El apego a la vida es instintivo y es el más difícil de superar.

Avidya y Asmita pertenecen al campo de la inteligencia. Raga y Divesa pertenecen a las emociones y sensaciones, y Abhinivesa es instintivo.